Cintas para colgar los abrigos Stikets

Imagen
Muy buenas, queridas. Os quería enseñar hoy el primer pedido que he hecho a Stikets. Lo enseñé hace unos días en Instagram, pero por si alguien no lo ha visto por allí, quería ponerlo por aquí también.  Si pinchas en la imagen te lleva al reel de Instagram. (Un saludo para el pie del mini trípode que se me coló en la foto y lo acabo de ver 🤣🤣) En la reunión de inicio de curso, la profe de Emma nos comentó que sería interesante ponerle unas cintas a cada abrigo para poder colgarlos en las perchas (porque con unas perchas muy anchas) y, de paso, poner el nombre de cada peque en la cinta para distinguir abrigos (ya el año pasado tuvimos un cambiazo en el que la otra peque salió perjudicada porque el abrigo de Emma le quedaba bastaaaante pequeño, jajaja).  En un principio iba a coserle yo misma una cinta y a escribirle el nombre de cualquier manera, pero jo, tenía tantas cosas que hacer que tiré por lo fácil y me acordé de Stikets.  Así que hice un pedido de cintas para colgar los abrigo

Receta: masa de pizza fácil y sin levadura.

Amigos, la guerra ha comenzado. Hordas de compradores famélicos se dirigen a sus Mercachupis más cercanos en busca del Santo Grial: la levadura. Chan, chan, chanchanchán. Una de música épica in crescendo marchando por aquí, arfavó. Van armados con palos y protegidos por, lo que parece si no me engaña la vista desde mi ventana del salón, kilómetros de papel higiénico que envuelven sus cuerpos. No tienen miedo, no tienen nada que perder, no tienen ni puta idea de dónde está la levadura porque la que va a comprar siempre es otra persona y, además, no distinguen entre levadura química y levadura de panadero. El ocaso se acerca, siempre imaginamos el fin del mundo con Bruce Willis o Will Smith salvándonos pero no, resulta que quien nos salvaría sería algún Karlos Arguiñano de la vida que nos cubriera de levadura a palazos. El fin está aquí, no hay levadura, repito, no hay levadura. Esto no hay quien lo levante (#punintended)...


Pero no temáis, porque la solución está aquí: masa de pizza sin levadura. Lo único que vais a necesitar es: harina, agua y sal. ¿Ya? Ya. (Vale, sé que le harina también está en busca y captura en muchos sitios pero mira, sustituidla por arena, yo qué sé ya.)

Ay, que se me olvidaba decir que esta receta está sacada de la página Velocidad Cuchara que no tiene ni una sola receta mala. Es increíble. Vas a encontrar de toooodo. Te la recomiendo. 


Las cantidades para una pizza tamaño bien (digamos que algo más grande que una de Casa Tarradellas, según lo que la estiréis) serán: 

- 100 g de harina
- 60 ml de agua
- 2 g de sal


La elaboración es bien sencilla, te pongo aquí los pasos con alguna modificación con respecto a la receta original (adaptada la segunda vez que hice pizzas con esta masa): 


1) Precalentar el horno a 230º con función pizza (si no la tenéis, será calor arriba y abajo) (en la original eran 250º). 
2) Mezclar todo en un bol. 
3) Pasar a la mesa de trabajo previamente enharinada y amasar durante 5 minutos. 
4) Yo dejo reposar la masa hecha una bola mientras voy preparando los ingredientes de la pizza. 
5) Estirar la masa.


6) Colocarla en la bandeja del horno y poner los ingredientes: todo lo que se os ocurra, esto ya es de libre configuración.


7) Hornear unos 7-8 minutos. El tiempo dependerá según horno, ingredientes, grosor de la masa... así que tendréis que ir mirando. 


Y A DISFRUTAR COMO LOS BUENOS GOCHITOS DE MI CORAZÓN QUE SOIS. 

Un besico. 


Comentarios

  1. La verdad, no es imprescindible la levadura en la masa de pizza... y es tan fácil que, para que comprar las industriales???

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Cierto! Además es que me parece una masa súper ligera y riquísima.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Opinión Yovoyporti: servicio independiente de transporte IKEA

Jane the Virgin Temporada 5

Cuadro de diamantes para colgar DIY