Ir al contenido principal

Entradas

Control de esfínteres en niños: HELP

A ver, yo cuando estudié Educación Infantil, me quedé con aquello de que el control de esfínteres es algo madurativo y que cada niño lleva su ritmo. Y parece que todo el mundo lo entiende más o menos así hasta que la entrada al cole se va acercando y ya nos entran las prisas a todos porque la niña se vaya ella solita al baño con su periódico y tal. 
Entradas recientes

Mi cámara de eco

En un principio en esta entrada os iba a contar que he escrito un cuento y que quiero publicarlo. Que estaba pensando en lanzar un crowdfunding para ello y esas cosas que ya comenté en Twitter e Instagram. Pero luego me he dicho "¿y para qué?". No soy nada más que el ruido de una moneda cayendo al suelo en un concierto de Iron Maiden. Me pierdo en el silencio, en la nada, el vacío. No hay nadie al otro lado ya. Todos se fueron.  Ya me despedí por aquí y fue más fácil pero vuelve a ser difícil. Cómo duelen los sueños. En fin, el silencio otra vez. 

De música y cosas.

¿Es mejor "la música que se hacía antes"? ¿O es que nos sentimos más cómodos sabiendo lo que va a pasar en cada momento? Ya sea viendo el mismo capítulo de la misma serie por decimoquinta vez o escuchando "Una calle de París" por enésima vez este año. Me gusta escuchar música de "la de antes" porque no me va a atacar ningún verso estrambótico en el que alguien defina con dudoso gusto las artes amatorias más variopintas (ojo, que el "Condone' de colore', la parto a lo crayola" me explota el cerebro cosa mala).  Yo qué sé, será que me hago mayor.  Si ya sabemos todos de lo que habla el 98% de las canciones (de ahora y de antes) pero, ¿de verdad tiene que ser todo tan "así"? Contadme, ¿cuál es vuestra peor letra favorita? 

Qué lástima

Pero adiós 🤞 Podéis contactarme en paorp89@gmail.com Be happy 😊

El de los gatos.

Foto de  наталья семенкова  en  Pexels Publiqué este texto en Twitter hace unas semanas y gustó bastante así que os lo dejo por aquí también. (Voy a mantener la estructura de Twitter) Hoy he pasado el día en casa de mi madre en el pueblo y se nos ha hecho bastante tarde entre limpieza y montaje de muebles nuevos.  El caso es que cuando me volvía a casa ya era noche cerrada. La verdad que he entendido hoy perfectamente eso de que estén pidiendo una carretera digna para el pueblo porque es que he pasado un miedo...  Y mira que me gusta conducir bajo cualquier circunstancia. De hecho, me flipa conducir con niebla cerrada de esa que no ves nada a más de un par de metros. Pero bueno, que hoy ha sido distinto. Creo que también ha influido la Luna, que hoy también daba miedo. ¿La habéis visto?  Bueno, que me subo al coche, veo la Luna nada más arrancar y ya como que me iba dando cosica. Parecía que iba a pasar algo raro. Y vaya sí ha pasado.  Por favor, quiero dejar claro que, aunque soy súpe

I'm back, biches

No estaba muerta, que no, que estaba de pandemia.  Hola, queris. Que he decidido volver. Que me apetece escribir y que nos leamos y contaros cosas y que me contéis. Que me enviéis esos mensajes de "jo, cómo me río con tus historias aunque lo esté pasando fatal". De ayudaros con la trigonitis o la endo. De saber que todos estamos aquí por algo.  Tengo tanto que contaros y tanto que leer. Quiero también darle una vuelta a este blog y convertirlo en algo que nos pueda ayudar a todos. ¿Qué te gustaría leer? ¿Más recetas, más historietas?  Así que nos vemos por aquí, ¿vale? Cuéntame, ¿qué me he perdido?  Un besote :) 

Bye, bye, W.

Hace nada decía que quería escribir. Que iba a dedicarme a ello... Pues hoy tengo una súper mega noticia. Por fin ha llegado mi momento.  He decidido que no voy a escribir. No quiero ser escritora. No voy a seguir obligándome a escribir, sintiéndome mal por no tener tiempo, ganas, inspiración o ninguna de las anteriores. No voy a sentirme juzgada por gente que, con dificultades, es capaz de escribir su propio nombre. Ni por gente que haría llorar a cualquier Nobel, con razón. Me he cansado de perseguir algo que no sé si algún día llegará, de poner mucho esfuerzo y tiempo en ello cuando no ando sobrada de nada de eso.  Hoy digo adiós a otro sueño y creo que ya no me queda ninguno. Hoy me libero de las ataduras que llevaba arrastrando 30 años. Además, a este lado de los libros tampoco se está tan mal.